MegadenunciasEscríbenos aquí
Estas son las etapas del alzhéimer y cómo las ha vivido Paulina Urrutia con su marido Augusto Góngora

Estas son las etapas del alzhéimer y cómo las ha vivido Paulina Urrutia con su marido Augusto Góngora

  • Por Meganoticias

En este Día Mundial del Alzhéimer, la visibilización de esta enfermedad se ha vuelto fundamental. Es que muchas familias vieron cómo la pandemia empeoró la condición de sus seres queridos.

Es el caso de la actriz Paulina Urrutia, y su marido Augusto Góngora, quienes en los últimos meses se han convertido en el rostro de esta enfermedad. 

En entrevista con el programa "Aquí Somos", la exministra hizo el llamado a perderle el miedo a la enfermedad y recordó a las personas que el alzhéimer "no es sinónimo de vejez".

Es que su marido y conocido periodista, Augusto Góngora, comenzó de forma temprana con la enfermedad, a los 62 años. En una entrevista con LUN, publicada en octubre de 2020, Urrutia explicó que antes de la pandemia su marido sufría más que nada de deterioro funcional. 

Es que esta enfermedad se caracteriza por tener un deterioro cognitivo y físico, lento pero imparable. En un comienzo se ven cambios leves en la memoria, principalmente de corto plazo, y la capacidad de pensamiento.

Con el tiempo, las primeras señales de la enfermedad van avanzando para dar paso a una demencia leve a causa del diagnóstico inicial. Es en este momento, que se ven cambios en la personalidad, especialmente muestran señales de irritabilidad y enojo. 

También es común que se pierdan cuando salen a la calle, o pierden sus pertenencias más importantes. 

Pero la actriz vio cómo la condición de su marido empeoró drásticamente durante las cuarentenas más estrictas. "Esta enfermedad que uno veía en años el deterioro, eso pasó a meses e incluso a días; de un día para el otro tenías cambios brutales en el avance de la enfermedad", explicó al programa "Aquí Somos".

"La enfermedad de Augusto comenzó a avanzar hacia el lóbulo frontal, así que comenzó a tener alucinaciones o pérdida de la realidad. El impacto no era si me reconocía o no, si no que en qué realidad estaba viviendo", explicó Urrutia.

El deterioro fue tal, que Góngora "requiere de apoyo para todo. Necesita desde que le dé de comer hasta que lo acompañe al baño".

La recomendación de los médicos

El alzhéimer es una enfermedad sin cura ni tratamiento, solo se pueden tomar ciertas medidas a favor de la prevención. Es por eso que el doctor Juan Carlos Molina incitó a las personas a hacer ejercicio, no fumar, no pegarnos en la cabeza, practicar algún hobby, relacionarse con otros y hacer una vida sana".

Todo sobre Alzheimer