¿Seré yo señor? Estas son las señales de que podrías ser el

¿Seré yo señor? Estas son las señales de que podrías ser el "tóxico" de tu relación

  • Por Meganoticias

Francamente, no nos podemos desligar de nuestra responsabilidad emocional y reconocer que no siempre serán otros los causantes de los problemas. 

La toxicidad en las relaciones, los problemas, pueden ser el resultado de patrones de comportamiento, que ni siquiera sabemos que derivan en estos resultados y que inevitablemente podrían llevar a un quiebre.

El control, manipulación, crítica constante, engaños, celos junto con el abuso físico son algunas de las manifestaciones claras de toxicidad y que generan una sensación de inestabilidad. Esto puede ser causado tanto por ti como por tu pareja.

Estos son algunas de las señales de que podrías ser tú el responsable 

Tienes miedo al abandono

Si crees que en cualquier momento te van a dejar, las probabilidades de que construyas una relación inestable son más altas y así darás paso a un ambiente tóxico. 

Trata de reconocerlos a tiempo, para evitarlos antes de que se conviertan en un patrón que los puedan afectar de sobremanera. 

Tu autoestima no es la mejor

RuPaul lo dice cada vez que termina su programa: si no te puedes amar a ti mismo, ¿cómo puedes amar a alguien más?

Es que cuando no crees que eres digno de recibir amor, entregarlo no se hace nada fácil. Si seguido te preguntas cómo esa persona tan maravillosa se enamoró de ti, o no te sientes a gusto con la persona en la que te has convertido, podrías tomar actitudes que saboteen tu relación.

No eres capaz de comunicar tus necesidades

Lo que necesita tu pareja de ti es tan importante como lo que tú necesitas. Pero nadie es adivino, por mucho que se conozcan. Es por esto que es tu responsabilidad dar a conocer de forma sana tus necesidades emocionales y afectivas.

La comunicación es clave, por lo que debes evitar respuestas pasivas agresivas o constantemente irónicas. 

Esperas que tu pareja haga todo contigo 

En toda relación saludable, cada uno de los integrantes tiene su espacio, sus límites, y a pesar de que puedan estar muy a gusto juntos, la individualidad se debe mantener. Es que el seguir tratando de mejorar cuando estás solo, puede potenciar el momento en que están juntos.

Pero, si por cualquier razón, sientes cierta dependencia a tu pareja, puedes desarrollar hábitos tóxicos, como celos excesivos, necesidad de ejercer control o incluso alejarlos de sus círculos más cercanos. 

Tienes miedo al compromiso

Puede haber varias explicaciones para tu miedo al compromiso, eso será algo que deberías resolver con un terapeuta. Pero sí debes saber, que entrar a una relación sin estar en un 200% se interpondrá en su futuro. 

Puede ser que físicamente estés ahí, pero emocionalmente distanciado, o sientes que estás siempre buscando a un remplazo para tu pareja actual. Este tipo de comportamientos solo demuestran este tipo de actitud.

Todo sobre Vida en pareja

Leer más de