Como un

Como un "flipper" espacial: ¿Qué pasa con los planetas cuando explota una estrella?

  • Por Meganoticias

Si recuerdas haber jugado en una mesa flipper, estarás preparado para entender el siguiente modelo astronómico que fue descubierto por una serie de astrónomos.

A 135 años luz de la Tierra, en la constelación de Pegaso, se encuentra el sistema planetario HR 8799. En este se encuentran 4 exoplanetas gigantes, cuyas masas superan en más de cinco veces la de Júpiter.

Por ahora, los 4 cuerpos se trasladan en torno a su astro en perfecto ritmo. Sus órbitas están muy cercanas entre sí, por lo que ocurre una relación casi perfecta en la atracción gravitacional. Mientras más lejano el planeta, más lenta es su traslación.

La relación entre las masas y distancias entre estrella y exoplanetas permite que se muevan en perfecta sincronía, pero ¿qué pasará cuando el astro comience a decaer?

La muerte de una estrella

Cuando las estrellas llegan a su fin, comienzan a expandirse y perder masa, lo que causaría un completo desbalance en un sistema. Pero no existe una forma de predecir exactamente qué ocurrirá.

Las leyes de la matemática dicen que la relación entre dos objetos se puede deducir su ubicación en el futuro. Pero cuando tienes 4 o 5 como en este sistema, las interacciones se vuelven complejas y no existe una ecuación matemática que pueda predecir dónde estarán los cuerpos en el futuro.

Si bien, no se sabrá su posición exacta, con el nuevo modelo publicado se sabe que una vez que la estrella se vuelva un gigante roja, las órbitas fijas y perfectas se perderán la atracción gravitacional del astro, lo que hará que los planetas salgan volando de su ruta.

“Los planetas se dispersarán gravitacionalmente entre sí. En un caso, el planeta más interno podría ser expulsado del sistema. O, en otro caso, el tercer planeta podría ser expulsado. O el segundo y el cuarto planeta podrían cambiar de posición. Cualquier combinación es posible”, explicó Dimitri Veras, físico de la Universidad de Warwick en Inglaterra.

Con el movimiento de uno, se produciría una reacción en cadena que desajustaría al resto lo que podría provocar que los planetas se muevan por el sistema igual que las pelotas en una mesa de flipper o pinball.

Todo sobre Astronomía

Leer más de