Fabricio y su hijas Instagram: @fabriciovascos

La decisión de Fabricio y su esposa para poder trabajar: Dejaron a sus hijas con los abuelos

  • Por Meganoticias

La pandemia de coronavirus golpeó fuertemente al rubro de los gimnasios, que por largos meses tuvieron que cerrar las puertas y no pudieron recibir a sus clientes abonados.

Esto bien lo sabe Fabricio Vasconcelos y su esposa Mariela Román, quienes tienen un propio centro de entrenamiento en la comuna de Colina. 

"Para ser sincera, la pandemia fue bien ruda con nosotros porque cerró el gimnasio y los locales que tenemos para arrendar. Estuvo difícil... Fabricio se quedó sin eventos. De repente, ¡pum! se apagó todo", comentó Román a LUN.

Mandaron a sus hijas con los abuelos

Sin embargo, por intentos no se quedaron. La chilena lanzó una plataforma digital de ejercicios llamada "29 minutos", y Fabricio se las rebuscó en el mundo del espectáculo, hasta que fue llamado para participar en un programa de televisión.

Y desde esta semana, tras la implementación de la Fase 3 del Plan Paso a Paso en la Región Metropolitana, el trabajo en el gimnasio aumentó de forma exponencial, teniendo que tomar una decisión respecto a sus hijas y así poder trabajar tranquilos y dedicarle tiempo completo: las mandaron a Algarrobo con sus abuelos maternos.

"Nosotros lo conversamos con las niñas, mis hijas son súper maduras. Entonces sabían que no existía la posibilidad de salir de vacaciones para ningún lado porque los papas teníamos que trabajar (...) y en ese sentido se dio la posibilidad de que pasaran unos días con mis papás en Algarrobo", contó Mariela.

La estadía en la casa de los padres de la esposa de Fabricio, además, sirve para que las niñas tomen otro aire lejos de Santiago, agregó ella. "Estaban encerradas de marzo pasado. Si bien salían algunos días al colegio, fue lo mínimo, entonces igual yo siento que ellas necesitaban salir un poco de casa". 

Allá no solo se reencontraron con sus abuelos, sino que con sus primos igualmente, puesto que los hijos de los hermanos de Mariela se encuentran allí también. Pese a que la decisión fue conversada, de todas formas siente la ausencia de las niñas en su casa.

"Yo soy una mamá que trabaja mucho, pero siempre ando atenta a mis hijas. Me interesa compartir mucho con ellas, y con Fabricio siempre hacemos panoramas, como una tarde de cine, una comida rica, miles de cosas. Somos achoclonados, entonces, aunque sea por unos días, igual una las extraña", remató.

Todo sobre Famosos chilenos

Leer más de