MegadenunciasEscríbenos aquí

Plástico de envases de yoghurt y postres permitirá crear innovadoras estructuras para espacios urbanos

  • Por Meganoticias

De forma histórica en Chile, el plástico de los envases hechos de poliestireno (PS) era trasladado a otros mercados para ser tratado, hecho que imposibilitaba que estos residuos fuesen reciclados de manera regular en Chile. Ante la problemática, Soprole creó el programa "Sonrisa Circular", el cual integrará este tipo de desecho a diversos puntos limpios del país, además de impulsar la recolección domiciliaria y la reutilización del plástico.

La empresa, líder de la industria láctea, busca entregarle un nuevo valor a los residuos que genera la categoría, por lo que, gracias a las diversas alianzas generadas con expertos en materia de reciclaje, el plástico proveniente de los envases de yoghurt y postres, podrán ser reutilizados para la elaboración de bloques de ecomadera plástica, los cuales permitirán construir mobiliario urbano. Parte de las estructuras que podrán ser levantadas a partir de este material reciclado, corresponden a plazas públicas, a través de las cuales se apoyará a comunidades de distintos barrios del país

Materia prima de construcción a partir de desechos

El proyecto que propone nuevas alternativas de reciclaje, se realiza con el apoyo de la Fundación Revalora, cuya misión alude a la recolección de plásticos para transformarlos en materia prima de construcción. Para Fernando Maurin, presidente de la organización, la campaña responde a un programa integral y pionero en la industria que irá en ayuda de diversas comunidades. "Nos entusiasma ser parte de un programa integral, pionero en el sector y liderado por una empresa como Soprole. A partir del plástico de los potes de yoghurt y postres reunido en los puntos limpios, podremos elaborar mobiliario urbano para instalar en plazas públicas en distintos barrios, apoyando a las comunidades que más lo necesiten", puntualizó Maurin al referirse a la unión de fuerzas con la empresa láctea. 

Ante dicha colaboración, el gerente general de Soprole, Sebastián Tagle, explicó que la empresa convocó a diferentes expertos a la hora de desarrollar el proyecto y que continúan trabajando para ser agentes de cambio. "El escenario de reciclaje en Chile hasta ahora no es muy alentador, se genera un volumen de residuos relevante del cual sólo el 1% se recicla. Por eso, como compañía entendemos más que nunca la necesidad de actuar. Durante años buscamos diferentes soluciones para reciclar nuestros envases, pero hoy entendemos que sólo a partir de un esfuerzo colaborativo es posible ser agentes de cambio. Esa es nuestra forma de hacernos cargo: buscar la ayuda de expertos, para articular y avanzar en una propuesta real y sostenible", señaló Tagle. 

Además de apoyar a las comunidades del país, a través de la instalación de estructuras de recreación, la empresa tiene como objetivo, evitar que millones de toneladas de plástico tengan como destino los rellenos sanitarios, los cuales representan un peligro para el medio ambiente.