MegadenunciasEscríbenos aquí
Mujer tiene tumor de 16 centímetros pero no acepta operarse por temor: Referencial Shutterstock

Mujer tiene tumor de 16 centímetros pero no acepta operarse por temor: "Quiero ver crecer a mi hijo"

  • Por Meganoticias

Jacqueline Urbina Saavedra vive una dramática situación, puesto que tiene un tumor de ovarios que mide 16 centímetros que en el último tiempo le ha traído serios problemas de salud.

La mujer indicó que el Hospital San Camilo de la comuna de San Felipe le ofreció una cirugía, aunque se niega a aceptarla, puesto que especialistas de la Fundación Arturo López Pérez (FALP) aseguran que la intervención solo le provocaría daños. Al mismo tiempo, la afectada pide ingresar al GES.

Desde el propio recinto médico le han indicado a la paciente que "la única solución" es que sea operada, lo que además tiene un alto costo económico para ella, informa Diario El Trabajo.

"Cada día me voy sintiendo peor"

La afectada dio a conocer su experiencia personal y explicó que "en el Hospital San Camilo me ofrecen una cirugía que implica abrir desde la parte inferior de los senos hasta más abajo del ombligo para poder extirpar el tumor, hacer la biopsia y saber si es cáncer de ovarios o el tumor es benigno".

"¿Qué ocurre?, que yo cada día me voy sintiendo peor, he tenido que caer a urgencias porque ya llego a un punto que el Tramadol y paracetamol a mí no me hacen efectos", afirmó.

De acuerdo a lo anterior, detalló que "estuve en urgencia y el doctor qué hizo, entendiendo que yo tenía mi presión en 154, él me puso un Ketorolaco, una bolsa de suero y me dijo 'la única solución es que a usted la operen, no puedo hacer nada más', y me mandó a la casa contando con presión así".

"Yo no sé cuánto tiempo tengo que esperar, si tengo que morirme, no ver crecer a mi hijo para que me incluyan en el GES", manifestó.

En esta línea, la mujer aclaró que "yo fui a pedir una segunda opinión a Fundación López Pérez, que es la FALP, y ellos me dijeron -el especialista- que a mí no es necesario hacerme ese daño tan grande, que a mí me pueden hacer esa cirugía a través de la misma incisión que me han operado todo este último tiempo".

"Quiero ver crecer a mi hijo"

Respecto a su diagnóstico, Jacqueline sostuvo que "el problema que el cáncer de ovarios es muy silencioso y si no se atiende a tiempo uno termina muriendo".

"En el 2019 cuando a mí me hicieron enterostomía aquí en el San Camilo, había una funcionaria joven del Hospital San Camilo que por no ser atendida a tiempo por cáncer de ovario, ella perdió su vida. Entonces yo no quiero que me pase eso a mí, no quiero que me pase eso a mí, yo quiero ver crecer a mi hijo", comentó.

"Tengo que cargar diariamente y padecer todos los dolores"

La mujer además contó que en la Fundación Arturo López Pérez le dieron un presupuesto de 4 millones 394 mil pesos para su operación: "Yo tengo que cargar diariamente y padecer todos los dolores que implica esto, que incluso me complica para ir al baño".

"Yo ya perdí hasta el apetito, ni siquiera puedo comer mucho porque ya siento como saciedad hasta con un vaso de agua", expresó.

En este sentido, dijo que "yo no puedo estar mucho tiempo de pie, no puedo caminar mucho, me siento cansada, agotada. Aparte yo tengo hipertiroidismo, que fue diagnosticado hace poco".

No obstante, Jacqueline señaló que "yo al Hospital San Camilo les pido un trato digno, que por favor si me pueden ayudar por último derivarme a la FALP o hacerme una cirugía como corresponde".

"Siento que cada día voy peor, a lo mejor voy a terminar muriéndome con 33 años y sin ver crecer a mi hijo que tiene 12 años, entonces es terrible como a uno lo tratan, es terrible la humillación que uno sufre como paciente, y es injusto que por estar en un sistema público uno tiene que aguantar una aberración así y quedar marcada así", sentenció.

Jacqueline en estos momentos se encuentra organizando una rifa a beneficio con el objetivo de reunir dinero y poder costear su tratamiento quirúrgico.

¿Qué dice el Hospital San Camilo?

Por su parte, desde el Hospital San Camilo han señalado que lamenta esta situación y que se le ha otorgado toda la información y atención a la paciente, junto con las alternativas que permite el sector público, aunque el establecimiento no se ha podido hacer cargo de diagnósticos y otros procedimientos en el sector privado.

A su vez, también se informó que la parte clínica y administrativa del recinto hospitalario siguen disponibles para las consultas que se requieran.

Leer más de