MegadenunciasEscríbenos aquí
Cierran centro autismo El Bosque TEA Captura video

Cierran centro de atención para niños con autismo en El Bosque: Padres reclaman total incertidumbre

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

El viernes fue cerrado abruptamente en la comuna de El Bosque un centro que atiende a personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Los beneficiarios reclaman que esta reubicación los dejará sin terapias por varias semanas, con los consiguientes retrasos en los avances de sus hijos.

El centro no solo atiende a personas de El Bosque, sino que también a familias de La Cisterna, San Ramón, San Bernardo y La Florida.

Tras sacar todos los materiales necesarios para las terapias la noche del mismo viernes, los padres están en la total incertidumbre, ya que no tienen un lugar permanente donde sus hijos se puedan tratar y no saben por cuánto tiempo se extenderá la reubicación completa del recinto.

La voz de los afectados

Alison Santos, terapeuta ocupacional del centro y presidenta de la Corporación Mundo TEA Chile, detalló a Meganoticias que "la Municipalidad se contactó con nosotros para el día martes poder mostrarnos una sala y poder realizar atenciones ahí durante al menos un año".

"Nosotros necesitamos poder tener un lugar de forma permanente para poder realizar las atenciones de los niños, ya que somos un apoyo real para la comunidad. La Municipalidad se contactó con nosotros para poder darnos un lugar de forma transitoria, pero necesitamos una solución permanente", añadió la especialista.

En tanto, una de las madres afectadas por el cierre del centro reclama que "mi hijo, a lo mejor, va a quedar tres semanas sin terapia y eso es un retroceso. Los niños que tienen autismo son muy estructurados, ellos saben cuándo tienen que ir a cada sesión, entonces no ir a una es un retroceso para nosotros".

La mujer remarcó que "una sesión particular sale 40 mil pesos y nosotros necesitamos tres terapeutas a la semana. No hay bolsillo que aguante... Somos mamás que no podemos trabajar, porque a nuestros niños nadie los va a cuidar, entonces necesitamos un apoyo de algo permanente".

El cierre de este centro perjudica a unas 50 familias que asisten semanalmente al recinto y que requieren un trabajo constante que no se puede pausar, debido a los retrocesos o estancamiento en el proceso de intervención que podrían experimentar sus hijos. 

Leer más de