Familia de PDI Valeria Vivanco acusa ocultamiento:

Familia de PDI Valeria Vivanco acusa ocultamiento: "Todos son culpables y tenemos convicción de eso"

  • Por Meganoticias

A un día de la reconstitución de escena del homicidio de la subinspectora de la PDI, Valeria Vivanco, la familia de la detective se refirió a la diligencia realizada y al presunto ocultamiento sobre quién disparó el arma que dio muerte a la joven de 25 años.

Cabe señalar que en la reconstitución participaron los dos imputados, además de los compañeros que estaban con Valeria el día del deceso, incluido el detective que habría disparado.

"Tuvimos un día muy agotador"

Daniela, hermana de Valeria, Daniela, señaló en Mucho Gusto que "ayer tuvimos un día muy agotador, lleno de emociones y de rabia. Hoy estamos cansados, pero vamos a seguir con esto".

Respecto al PDI que habría percutado el mortal disparo, indicó que "ver a esta persona vestida con un terno y caminando tan campante frente a mis ojos no nos pudimos aguantar. Disculpen, somos personas, somos humanos, nos mataron a nuestra hermana, a nuestra hija, a la tía de mis hijos, nos la quitaron y la reacción que tuvimos fue despacito, fue la más tranquila, porque otras personas habrían sido peores".

"Yo quise increparlo, pero no pude porque me afirmaron, mi hermano trató y logró algo, pero es lo mínimo que se merecen todas estas personas, porque todas son culpables y tenemos convicción de eso", agregó.

El trayecto de la bala

Por otra parte, aseguró que "solo tenemos un informe preliminar de la misma PDI, donde indican que la bala entró de frente. Nosotros tenemos otras personas de la misma Brigada de Homicidios que nos han informado con su conocimiento que por la forma de las balas es imposible que haya entrado de frente, es una pericia básica que cualquiera de ellos se da cuenta".

En esa línea, dijo que "yo pienso que aquí hay una intención de ocultamiento. El tema de la bala es un tema, porque se encontró la pistola y se perició el primer día, cómo se demoraron 40 días en saber que esa pistola pertenecía a un funcionario de la PDI y cómo después de 40 días le encontraron nitrato en las manos a esta persona. Es ilógico, si esa es una pericia básica que la institución no se demora 40 días".

"Nosotros no dudamos en ningún momento de esa primera versión. Nosotros queríamos también a esa institución, les dimos nuestra confianza, nunca se nos pasó por la cabeza esta traición, jamás pensamos esto. Nosotros confiamos en la PDI, en su versión de las cosas y eso que nunca le encontraron armas a estas dos personas que están imputadas, pero estábamos seguros de que ellos habían sido si fue la PDI la que dio esta información", expuso.

"Esto es una traición de la institución"

Quien también se refirió al caso fue el padre de Valeria, Miguel, quien recordó que "nosotros fuimos citados como padres a la Fiscalía Sur el día lunes, antes de que se hiciera pública esta situación el día miércoles. En esa reunión estuvo el fiscal nacional, el fiscal que lleva la causa, el señor Carrasco, jefe nacional de la Brigada de Homicidio y el jefe del departamento jurídico de la PDI".

"En ese momento el fiscal nacional me dice textualmente, ‘lo hemos citado acá para informarles que este caso tuvo un vuelco total. Enseguida, el señor Carrasco se levanta y me pide perdón, me da la mano y me dice que ‘la bala que mató a su hija fue percutada por un arma del compañero, una bala institucional. Con pericias absolutamente comprobadas, se determinó que la bala que mató a Valeria es de su compañero’. Eso es el inicio de toda esta situación", manifestó.

Asimismo, reveló que "desde un principio, nosotros estábamos alineados con la PDI, cuando supimos que Valeria había fallecido en un procedimiento, jamás culpamos a la institución, no hablamos en contra y siempre estuvimos dispuestos a ser contenidos por la institución y llevados a cualquier trámite que hubiese que hacer".

"Nosotros prestamos declaraciones hablando de una familia, la PDI es una familia dije yo en ese minuto. Esto es una traición de la institución que nosotros amamos, quisimos y respetamos. Esto pudo haber sido al principio un error, que quizá si se hubiera dicho la verdad la familia habría tenido otra actitud frente a la situación, pero al empezar a ocultar información se transforma en un delito", afirmó.

Según Miguel, "aquí hay un ocultamiento de información, que hay un complot para tapar esta situación y no afectar el prestigio que tiene la PDI. Creo que esto ha escalado hasta las más altas autoridades de la institución, partiendo por sus compañeros, por su jefe de brigada y siguiendo por el jefe nacional de la BH, desde ahí en más, creo que hay un ocultamiento sistemático de esta información y hay una burla nacional hacia un mártir".

En cuanto a los dos imputados, incluso planteó que "esas personas son inocentes y tienen que estar en libertad".

Finalmente, expuso que "estamos dolidos porque aquí sistemáticamente se nos ha engañado, se ha mentido y burlado de la confianza no solo de una familia, de la confianza de un país".

Miguel Ángel, hermano de Valeria, quien intentó agredir al presunto responsable de la muerte de Valeria, reveló que "no me aguanté el no ir a pegarle al asesino de mi hermana. No aguanté ver que él estuviera libre y las otras dos personas inocentes con esposas. Lo dejé caminar 50 o 100 metros y fue una reacción innata. Fue lo único que pude haber hecho por mi hermana, por mi Valeria, él la mató, es un asesino".

"Mi sentimiento es de decepción y desconfianza absoluta con la PDI", indicó y agregó "yo pongo mis manos al fuego porque ellos sabían, hasta el director. De a poquito vamos a dar a la luz antecedentes gravísimos".

Ver cobertura completa