La historia del Modus Operandi

La vida del "Cisarro": termina enseñanza media pero ahora cumple condena y saldría a los 32 años

  • Por Meganoticias

A los 9 años cometió su primer delito, lo que dio comienzo a un largo historial policial. Su nombre es Cristóbal Cabrera Morales, nombre por el cual no es conocido, sino que por su apodo, "El Cisarro", menor que registra un amplio prontuario y una vida marcada por la delincuencia.

Es el menor 10 hermanos, quien sufrió el abandono de su padre cuando tenía tan sólo 1 año quedando al cargo de su madre en la población Cousiño Macul en Peñalolén.

"Quiero estar con mi familia" 

La magra historia de Cristobal comienza cuando es detenido con tan sólo 9 años por asalto y se da conocer su entorno disfuncional atenuado por excesivo consumo de drogas y alcohol, con dos hermanos con condenas por robo, dos hermanas recluidas en una casa de acogida, un padrastro condenado por asalto y una madre con antecedentes de microtráfico.

Esta última, Jacqueline Morales, en su momento habló de su hijo y reseñó que "me siento culpable como madre. No sé que lo llevó la delincuencia, pero mi hijo no es delincuente. Tengo fe que va a cambiar".

Tras estar internado en el Sename, el 2010 es detenido manejando un vehículo robado, en el cual escapó y terminó chocando contra un árbol.

Así llegó al CTD de Pudahuel, hasta que cinco menores con arma de fuego lo "rescatan" de ese lugar, pero, a pesar de fugarse nuevamente, fue detenido.

En esa ocasión, Cristóbal se confesó con un suboficial que lo custodiaba y que lo aconsejó para que estudiara y rehiciera su vida, video que fue exhibido en el programa Modus Operandi de Mega.

En esa ocasión, el apodado "Cisarro" le confesó "como si yo no quiera estudiar, eso quiero", agregando que "no quiero estar acá, quiero estar en la calle" y "quiero estar con mi familia".

"Cisarro" se confiesa con Carabinero

"No pude dormir con la luz apagada y sin su oso"

En agosto de 2009 llegó a la unidad de corta estancia psiquiátrica del hospital Luis Calvo Mackenna, donde estuvo a cargo del  psiquiatra Rodrigo Paz, quien reveló cómo era Cristóbal Cabrera.

"No podía  dormir con la luz apagada, quería un oso de peluche para dormir y regalón de las enfermeras. Quería ser futbolista de la U y le gustaba el cine", aseveró el profesional.

Logra rehabilitarse en Til Til

El 2013 y siendo imputable ante la ley regresa a su familia, barrio y entorno y se ve involucrado en un nuevo hecho delictual y es detenido.

Cristóbal es sentenciado a 5 años de régimen cerrado en el centro del Sename Til Til, donde vive un esperanzador momento: va al colegio, termina la enseñanza media y va a talleres de bachata. Dio el discurso de fin de año escolar y realizó dos veces la PSU.

Sin embargo, tras recibir el beneficio de régimen semiabierto (salida de día  y dormir en el centro de noche) y nunca más volvió.

A los 32 años dejará la cárcel

El 30 de julio de 2019, Cristóbal Cabrera, junto a otro sujeto, entraron a una vivienda en Buin utilizando un machete, un arma y un destornillador, amedrentaron a la familia.

Eso generó una persecución de carabineros y el "cisarro" intentó escapar lanzándose al Río Maipo siendo detenido y recibiendo su primera condena como adulto: 10 años y un día de presidio efectivo, por lo que a su corta edad ya registra un amplio historial y recién a los 32 años podrá volver a estar en libertad.

Todo sobre Policial

Leer más de