Jaime Anguita denuncia torturas y pide indemnización de casi $2.000 millones al Estado Agencia Uno

Jaime Anguita denuncia torturas y pide indemnización de casi $2.000 millones al Estado

  • Por Meganoticias

Seguir

Guardar

Guardada

¿Qué pasó?

A más de dos años del término del juicio del asesinato de Viviana Haeger, quien fue el principal sospechoso del delito, Jaime Anguita, junto a sus hijas, decidieron acudir a tribunales, denunciando que el viudo de la víctima sufrió torturas por parte del Estado.

En específico, la demanda presentada ante el 30° Juzgado Civil de Santiago acusa una serie de negligencias por parte de la Policía de Investigaciones (PDI), del Servicio Médico Legal (SML) y del Ministerio Público; y exige una indemnización de $1.998.125.980 por los daños ocasionados.

La demanda

Según consignó La Tercera, el documento acusa que mientras Anguita estuvo en prisión preventiva, "como primera medida, se requirió a Gendarmería que aplicaran la política por riesgo de suicidio, por lo que durante más de seis meses no pudo dormir con la luz apagada, es decir en oscuridad, era despertado reiteradamente en las noches y debía dormir vigilado por un gendarme, quien estaba en la misma celda que él".

"Esto generó un profundo estrés y llega incluso a ser un ejemplo claro de tortura en contra del demandante, un chileno que fue víctima de la negligencia del Ministerio Público, de la PDI y del SML, pero que de igual forma fue torturado por orden de un servicio dependiente del Estado que tiene como obligación velar por la protección de sus derechos", agrega el texto.

Consecuencias

De acuerdo a la acusación, el actuar del Estado provocó cinco consecuencias directas en la familia Anguita- Haeger, ya que durante el tiempo en que Anguita estuvo en prisión se habría afectado "su honra, patrimonio y seguridad, siendo víctima de vejámenes sin igual, los que en algunos casos pueden incluso ser calificados de tortura".

Además, se indica que, cuando fue detenido, Viviana Anguita Haeger debió volver a Chile desde Alemania a sus 19 años de edad, abandonando sus estudios "para hacerse cargo de su hermana menor, asumiendo responsabilidades que no le correspondían, mientras en paralelo digería el hecho de que su padre estaba imputado por el asesinato de su madre y que éste lo había fraguado".

Otra de las consecuencias sería la "destrucción de la familia materna (Haeger Masse), la que a pesar de la absolución de Jaime Anguita, sigue sindicándolo como el responsable de la muerte de su hija y hermana, pese a la verdad a la que se arribó, impidiendo la reconstrucción de este vínculo". A ello se suman los perjuicios sufridos por la hija menor de Anguita, quien vivió "una infancia disfuncional en diversos hogares de familiares".

Finalmente, se señala que: "el excesivo escrutinio público, producto de las filtraciones a los medios de comunicación tanto de la PDI como de la Fiscalía, las innumerables entrevistas, lo que hizo que hoy en toda la región, Jaime Anguita Medel siga siendo el asesino de su cónyuge pese a la sentencia que declara lo contrario, puesto que ya lo era en los tabloides y medios".

Errores en la investigación

La familia sostiene que los funcionarios de la PDI "cometieron groseros errores que atentaron contra la investigación".

Ejemplo de ello es que el "perimetrista" sólo utilizó los planos originales de la casa y, no recorrió el inmueble in situ no percatandose que la casa contemplaba una buhardilla, donde finalmente fue encontrado el cuerpo de la víctima.

Por otro lado, también acusan que el SML presentó negligencia en el tratamiento de pruebas que se "extraviaron". Mientras, que cuestionan al Ministerio Público por no contar con el "estándar mínimo de diligencia".

Compartir

Temas de esta nota