Mapas de Chiloé y servicios por $100 millones: La declaración de Martelli en caso OAS

Mapas de Chiloé y servicios por $100 millones: La declaración de Martelli en caso OAS

  • Por Carolina Acuña y Francisco Moreno

Seguir

Guardar

Guardada

¿Solicitó usted algún financiamiento para campañas a OAS?”, preguntó la fiscalía.

“No, absolutamente nada, nunca (...) no conozco si OAS Chile habrá realizado algún financiamiento. Es más, las empresas extranjeras no pueden donar y, si bien no tengo claridad cómo operan las filiales, en el mundo político no se le solicita a empresas que tengan capitales extranjeros”, respondió enfático Giorgio Martelli Robba en su declaración judicial en calidad de testigo que se concretó el 10 de febrero del 2017, en el marco de la indagatoria penal a cargo de la fiscalía Centro Norte que busca determinar si los actos indagados en el caso Lava Jato también se replicaron en Chile a través del financiamiento irregular de campañas políticas.

El contenido de la declaración hasta ahora se desconocía. Meganoticias tuvo acceso al detalle del interrogatorio al ex operador político, Giorgio Martelli, quien en junio del 2017 fue condenado en el marco del caso SQM por la emisión de facturas ideológicamente falsas a la precampaña presidencial de Michelle Bachelet.

Su nombre hoy vuelve a aparecer, luego de la información publicada el lunes por el periódico brasileño Folha de Sao Paulo, en la que se hace mención a los detalles de la declaración del excontrolador de OAS, Léo Pinheiro, en la que se reveló un presunto pago por $101,6 millones que OAS habría entregado para la campaña de la expresidenta Michelle Bachelet en 2013. Lo que habría sido pagado-según la publicación- por medio de un contrato ficticio firmado con a empresa Martelli y Asociados, ya después de terminada la campaña.

Coincidencia o no, en su declaración, Martelli reconoce contrato con la firma por un monto similar, pero a cambio de servicios que incluyó la elaboración de un mapa en Chiloé.

El vínculo entre Martelli y OAS

¿A través de la sociedad Martelli Asociados, prestó usted servicios para OAS Chile? “, volvió a la carga el Ministerio Público.

Antes de responder la pregunta, el geógrafo detalló que en 2012 se hizo cargo de la Codesup, que agrupaba a distintas organizaciones de Pudahuel y empresarios. “Esta corporación tenía un área urbana, en la que postulábamos el desarrollo de las empresas de la comuna, un área ambiental y un área de empleo, esto es términos generales , con relación a las líneas de acción que teníamos”.

Respecto a OAS Chile, indicó: “Yo los conocí en esta oportunidad, en este último tiempo, porque ellos pidieron audiencia en información a la municipalidad de Pudahuel y el alcalde me convocó como gerente de Codesup. Esto debió ser el primer semestre, alrededor de marzo del 2014. Ellos llegaron con otra empresa llamada Invepar. A OAS, los conocía de antes , de mucho antes, porque ellos hicieron un proyecto muy interesante que se llamó Mapocho limpio para Aguas Andinas”, dijo Martelli, agregando que “ el objeto de la reunión era conocer la comuna, mantener buenas relaciones con las empresas aledañas, conocer las empresas que existían, y si bien la municipalidad no tenía ninguna injerencia en la decisión de licitación (de la construcción y administración del aeropuerto), nos parecía importante conocer las empresas interesadas en participar en ella”.

Martelli así detalla la reunión en que participaron ejecutivos de OAS: “recuerdo a un señor de nombre Cesar (sic) y un señor Fonseca. Eran cerca de 6 o 7 personas. Recuerdo también al gerente de OAS en Chile Jauma o Jaume Serrat o Serret (...) Cuando ellos estaban ahí, yo particularmente me interesé en contactar a la gente de OAS porque estábamos interesados en hacer un mapa o guía turístico de Chile. Ellos me pidieron bastante información acerca del aeropuerto ( de Pudahuel). Tuvimos varias reuniones y en una de ellas se los planteé”.

Y añadió: “Yo sabía que ellos eran la constructora del Puente Chacao. Quisimos acercarnos a la otra empresa del consorcio que es Hyundai, pero no nos fue bien”.

La mención a Léo Pinheiro y los servicios por $100 millones

Relata, además, que en abril del 2014 se concretó una nueva reunión en la que asegura estaba Léo Pinheiro “él se mostró mucho más interesado en el mapa. Le gustó mucho el mapa de Santa Cruz, no conocía el papel y por eso nos invitaron a Río después (...) Ellos estaban interesados con otros temas también, fundamentalmente en el tema de plusvalía. Este caballero particularmente, creo que Léo Pinheiro. Él me explicó que había hecho un puente antes y siempre que se hace un puente se crean plusvalías en ambos lados, que se ganan otros empresarios. Por eso a ellos les interesaba saber cómo cambiaba el precio del suelo en Chiloé y otras oportunidades de negocios, fundamentalmente en construcción ligada al turismo”.

Relata que ahí acordaron líneas específicas, “una era los riesgos del puente, análisis de plusvalía o precio del suelo y oportunidades de negocio. Por supuesto nosotros les manifestamos el interés de hacer el mapa, pero me volvieron a plantear la aprehensión de aparecer la empresa podría levantarse alguna oposición. Finalmente lo hicimos. Tuvimos que ser cautos en la elaboración del Mapa”. Y recalca: “Nunca dijimos abiertamente, por ejemplo, que trabajamos para la empresa que construía el puente”.

Agrega que otro ejecutivo de la empresa lo contactó. “Creo que era representante de Oas en Chile y me dijo que estaban de acuerdo, y me señaló que un monto cercano a los $100 millones. Esto fue en mayo (...) alcanzamos a recibir seis pagos y seis facturas, si no me equivoco tres físicas y tres digitales. Eran 10 cuotas y alcanzaron a pagarnos el 60% (...) Marcel y Jauma (sic) me dijeron que tenían problemas judiciales en Brasil, lo que los tenía muy complicados financieramente, y en muy buenos términos, nos informaron sobre el término del contrato”, concluyó.

La arista investigativa en Chile está a cargo de la fiscalía Centro Norte, desde donde esta jornada -mediante un comunicado- descartaron versiones publicadas que apuntan a un supuesto sobreseimiento de Michelle Bachelet en 2018.

En la causa original nunca se pidió sobreseimiento definitivo ni se tampoco se adoptó una decisión de no perseverar”, informaron.

En abril del 2018, Léo Pinheiro-actualmente recluído- guardó silencio durante el interrogatorio ante la fiscal Ximena Chong en Brasil. En una nueva ofensiva judicial, la Fiscalía Nacional insistirá con un nuevo requerimiento para obtener la declaración judicial de Pinheiro a través de la Unidad de Cooperación Internacional y Extradiciones.

Compartir