Independent

"Derrumbó mi mundo": Madre fue arrestada tras ir a trabajar y dejar a su hija de 14 años cuidando a sus cuatro hermanos

  • Por Meganoticias

Melissa Shields Henderson es el nombre de la mujer de 41 años que ahora enfrenta cargos por un delito que cometió a comienzos de la pandemia, y que pudo haber tenido graves consecuencias para sus hijos.

La madre de cinco hijos decidió ir a su trabajo en mayo del 2020, en Georgia, Estados Unidos, cuando recién había comenzado la pandemia de coronavirus. Sin embargo, al no tener con quien dejar a los pequeños, decidió que Linley, su hija de 14 años, los cuidara mientras ella no estaba.

La pequeña estaba tomando una clase online, cuando Thaddeus, su hermano de 4 años, salió a jugar con un amigo que vivía al lado, informa Independent.

Pasaron poco más de 10 minutos hasta que la menor se percató que su hermano había desaparecido, por lo que la madre del amigo llamó a emergencias para que pudieran encontrarlo lo antes posible.

Los cargos contra la madre del niño

La madre de los niños llegó al domicilio y se encontró con la sorpresa de que había dos patrullas. En ese instante, la policía le explicó que su hijo se había perdido, pero que ya lo habían hallado.

Dos semanas después, la mujer recibió una llamada y le informaron que tenía una orden de arresto en su contra relacionada con el hecho antes mencionado.

La policía del condado de Union explicó que su hijo Thaddeus pudo haber corrido peligro al ser secuestrado o incluso "perderse en el bosque o haber sido mordido por una serpiente venenosa".

No obstante, la mujer afirmó que "estaban (su hijo y su amigo) jugando el juego de 'qué pasaría si'. ¿Qué pasaría si esto sucediera? Pero no pasó. Ninguna de esas cosas sucedió, nada de eso era un peligro real".

El arresto de la mujer

Henderson comentó que los uniformados la esposaron cerca de su casa y la llevaron a una comisaría, donde le tomaron sus huellas dactilares y la acusaron de "conducta criminal imprudente", para luego ponerla tras las rejas.

Pese a esto, la mujer quedó en libertad al pagar una fianza: "Estaba en shock. Solo recuerdo estar en shock. No tenía ningún sentido para mí. Fue el momento más humillante de mi vida", expresó.

"Me estaban tratando como una verdadera criminal. Recuerdo pensar todo el tiempo que 'esto no está bien, yo no pertenezco aquí'. Estaba mortificada de que esa fuera la situación en la que me habían arrojado", indicó

Asimismo, la madre dejó en claro que "no estoy siendo negligente ni descuidando o lastimando a mis hijos. ¿Por qué dirían que soy una madre terrible? Les he dado cada parte de mi alma. Esto derrumbó mi mundo".

Por su parte, el fiscal del distrito del condado de Union, Jeff Langley, explicó las razones que llevaron a arrestar a la mujer y agregó que "nuestra información indica que esta niña no era capaz de cuidar a varios niños durante todo el día".

Leer más de