MegadenunciasEscríbenos aquí
Facebook
  • Mundo

"Un monstruo, psicópata y perverso": La historia del hombre que degolló a sus dos hijos para vengarse de su exesposa

  • Por Meganoticias

Cada mes de octubre es duro de enfrentar para Adriana García. En dicho mes se conmemora el aniversario de muerte de sus hijos Sebastián y Valentina, pequeños que solo tenían cuatro y dos años cuando su padre Ariel Bualo los asesinó en Mar del Plata, Argentina, para vengarse de exesposa.

"Un monstruo, psicópata y perverso"

La macabra historia se remonta al año 2000, justo en el fin de semana del Día de la Madre, que en ese país se celebra el tercer domingo de octubre, y dos días antes de que Adriana estuviera de cumpleaños. En ese contexto Bualo se llevó a sus hijos según el régimen de visitas acordado tras la separación.

"Los chicos te van a dar una sorpresa para tu cumpleaños", le dijo el hombre a Adriana, quien no sospechaba que su exmarido había planificado una venganza contra ella por "haberlo abandonado".

Ese fin de semana Bualo degolló a los dos pequeños. Tras asesinarlos, el hombre se acostó en una cama junto a los cuerpos de sus hijos y durmió con ellos toda la noche. Al día siguiente fue el mismo quien dio aviso a la policía y esperó hasta que se lo llevaron detenido.

Según detalla TN, los psiquiatras y especialistas que se encargaron de los peritajes calificaron al hombre durante el juicio como "un monstruo, psicópata y perverso". En septiembre del 2001 Bualo recibió una condena perpetua de cárcel por el doble homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía.

Negligencia de la justicia

Los asesinatos de Sebastián y Valentina se podrían haber evitado, si es que la justicia hubiera tomado en cuenta las seis denuncias que Adriana había interpuesto por el maltrato y el acoso de su exmarido. Desesperada, la mujer incluso llegó a escaparse con sus hijos para no tener que entregárselos a Bualo.

"Me escapé, pero me hicieron pagar una multa por cada día que el padre no tuvo contacto con los chicos", recordó la mujer.

Casi como un chiste de mal gusto, un día después de que Bualo degollara a sus hijos Adriana recibió una notificación de Fiscalía en la cual le avisaban que se cerraba la causa contra su exmarido porque no había elementos suficientes para probar sus acusaciones.

Tras 21 años, Adriana ha tenido que pasar un largo proceso de recuperación emocional para superar en parte el horror de perder a sus hijos. Para poder avanzar se ha refugiado en dos pilares: su trabajo y Franco, el hijo que adoptó.

Ver cobertura completa

Leer más de