"Había orden de dispersar cualquier manifestación": Capitán colombiano confesó disparar a joven Dilan Cruz

  • Por Meganoticias

Seguir

Guardar

Guardada

¿Qué pasó?

Un agente del cuerpo de seguridad colombiano, Esmad, cuyo nombre no ha sido identificado hasta el momento, admitió haber disparado al estudiante Dilan Cruz, un joven de 18 años que marchaba el sábado 30 de noviembre para exigir acceso a la educación.

Cruz murió a causa de un impacto de proyectil utilizado por un miembro del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). A una semana después de lo sucedido, este sábado 7 de diciembre, el responsable contó su versión de los hechos ante las autoridades de su país.

Un Capitán del Esmad reconoció haber disparado el arma y explicó que todo transcurrió en medio de un ambiente lleno de violencia y actos vandálicos.

El operativo

Luego de culminar el toque de queda en toda la capital, el Esmad organizó un operativo especial, el cual contó con un oficial, dos mandos ejecutivos, 17 patrulleros y 20 uniformados en motocicletas, según la versión del capitán revelada por Blue Radio.

Este señaló que al frente del operativo estuvo Néstor Raúl Cepeda Cifuentes, comandante del Esmad de Colombia. Dicha versión apunta a que el comandante Cepeda Cifuentes dio la estricta orden de dispersar que había la tarde de ese sábado en la Plaza de Bolívar y cualquier otra manifestación que perjudicara el tráfico.

El uniformado relató que el operativo inició sobre la 1:40 p.m. del sábado, y cuando Cepeda Cifuentes le ordenó “vía radio, que me traslade con la reacción motorizada bajo mi mando, desde la Avenida el Dorado con carrera 102, donde prestábamos servicio en prevención ante posibles hechos violentos, posteriormente se dispuso el traslado hacia el CAI San Diego ubicado en la carrera 7 N 26-00 lugar en el cual se presentaban bloqueos de vías, donde existía presencia de Gestores de Convivencia”, dijo.

Sobre las 2:05 p.m. “el señor coronel Néstor Raúl Cepeda ordena que me traslade con la sección a la Plaza Bolívar, donde se presentaba aglomeración. Al llegar al sitio, nos ubicamos frente al Congreso de la República costado oriental. En el lugar se encontraban reunidos un grupo de aproximadamente 500 personas”, las cuales relató el Capitán que también dispersaron.

La siguiente orden que relata el Capitán fue trasladarse hacia las oficinas del Icetex, en la carrera tercera con calle 18: “al llegar a la carrera 5 con calle 17 nos encontramos con uno de estos grupos que transitaban sobre la carrera 5 hacia el sur de la ciudad, algunos de ellos cubrían sus rostros, quienes al observar la presencia policial comienzan a lanzar objetos contundentes que ponen en peligro nuestra integridad”.

Según el uniformado, la situación “hace necesario el uso de la fuerza para lanzar granadas de gas y de aturdimiento, así como cauchos de impacto”. Agregó que “mi coronel Néstor Cepeda ordena la dispersión de este y otros grupos que se encuentran en el sector causando afectaciones a la seguridad y movilidad, poniendo en riesgo la integridad física de los marchantes y bienes públicos y privados”.

El agente contó que a pesar de los gases y las aturdidoras, los encapuchados que se manifestaban siguieron atacándolos.

“Al ubicarnos sobre la calle 19 con carrera 7, a eso de las 15:40 horas aproximadamente, observamos otro grupo de personas que se dirige hacia el occidente de la ciudad, las cuales se encuentran acompañadas por gestores de convivencia y funcionarios de la personería de Bogotá, quienes se encontraban agotando las vías de diálogo con estos grupos”, dijo el uniformado.

"Tomé contacto directo con la doctora Esmeralda Caro Gómez, integrante del grupo de atención ante posible vulneración de Derechos Humanos, GAEPVD, informándole que se tiene la orden de dispersar todos los grupos que bloquean las vías y causan afectaciones en el sector. Ella me manifiesta que haga aviso previo para el uso de la fuerza, actividad que se cumple de manera inmediata acompañado de los gestores de convivencia, de forma literal con toda la fuerza de mi voz expreso: ‘Retírense de la vía o nos veremos obligados a hacer uso de la fuerza’”, añadió.

El Capitán relató que funcionarios gestores de convivencia y Personería Distrital comenzaron a organizarse para evacuar personas, y aunque la mediación continuó, esta no tuvo mayor éxito

“En ese momento algunos ciudadanos que cubren sus rostros comienzan a lanzar objetos contundentes, recogiendo y devolviendo los gases y otros elementos que ponían en riesgo la vida y la integridad del Esmad”, contó el agente.

“En esos momentos, frente a nosotros se produce una explosión. De inmediato, se lanzan gases ya que los agresores se encuentran a poca distancia. Avanzamos unos metros más en medio de las agresiones, somos atacados por los costados y, al acercarnos a la intersección de la calle 19 con carrera 4, observo cómo varias personas que cubren sus rostros, lanzan elementos contundentes y ante el incremento en la agresión y la detección de este nuevo peligro inminente tomó la decisión de disparar una munición de impacto contra los agresores”.

Como se ha podido observar en varios videos que circulan en las redes sociales, el joven Dilan Cruz se encontraba en esa intersección.

“Al instante, se observa que una persona cae al suelo, tratamos de acercarnos para socorrerlo, pero las personas se agrupan rápidamente impidiéndolo", prosiguió.

De inmediato, los funcionarios de la Personería le piden al Capitán que se retire: “Yo accedo a retirarme, pero solo hasta que tenía la plena seguridad de que la persona lesionada contaba con la asistencia de personas que le estaban brindando auxilio, al punto de incluso en camino a retirarnos estaba seguro de que venía la ambulancia por esta persona”, contó el agente que ya se encuentra bajo investigación, reseña la prensa colombiana.

Compartir

Temas de esta nota

Noticias del momento