ONGs denuncian preocupante aumento secuestros en México durante el gobierno de AMLO Foto archivo AFP.

ONGs denuncian preocupante aumento secuestros en México durante el gobierno de AMLO

  • Por Patricia Pineda

Seguir

Guardar

Guardada

Hace unos días la comunidad mundial quedó atónita luego que se difundiera por redes sociales un video que muestra como un comando armado entra al Hospital General de Salvatierra, ubicado en Guanajuato, México y se lleva a la fuerza a un paciente que habría ingresado al centro de salud por impactos de bala.

Horas después y casi emulando a una película de terror, el hombre, cuya identidad aún no ha sido confirmada por las autoridades, fue encontrado descuartizado.

Escenas como esta se repiten una y otra vez en distintas ciudades de México, no solo ahora, sino desde hace muchos años atrás. Sin embargo, y lo que se ha comprobado estadísticamente, es que durante el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) los índices de secuestro se han incrementado considerablemente.

Datos recopilados por varias ONGs, señalan que los índices de secuestro han tenido un repunte del 5,3% frente al mismo periodo de 2018. Esta alza, sin duda revive oscuros y traumatizantes recuerdos de hace 20 años cuando los raptos se tornaron casi una epidemia en territorio azteca.

Sin impunidad

Otro de los casos que impactó a la opinión internacional fue el secuestro protagonizado por el actor mexicano Alejandro Sandí y el francés Frederic Michel, quienes fueron raptados mientras visitaban un parque nacional, hace unos días.

Fue así como un viaje de vacaciones, se convirtió en una pesadilla, luego que los turistas fueran interceptados por un grupo de hombres que solo quería una cosa de ellos: dinero.

De acuerdo a la Universidad Nacional Autónoma de México, aproximadamente 5 mexicanos son secuestrados a diario en ese país, delito que tiene mayor prevalencia en el Distrito Federal, Guerrero, Baja California y Michoacán.

Lo más irónico de todo la situación es que pareciera que el Estado tiene poco control territorial para evitar que sucedan estos hechos de violencia, lo que se traduce en un "bonus" para los grupos organizados (muchos de ellos carteles del narcotráfico) que operan con total impunidad y sin miedo a nada.

El quinto peor año de la historia

El caso de los turistas resultó anecdótico, pues de acuerdo a los medios de comunicación mexicano, es poco frecuente que turistas -residentes o extranjeros- sean secuestrados por estos grupos. Esto significa que actualmente el delito no sólo golpea a las personas adineradas, sino también a aquellos que se crucen en el camino de estos delincuentes.

En este sentido, Organizaciones No Gubernamentales (ONG) informaron que este 2019, el primero del gobierno del izquierdista Manuel López Obrador, se contabilizaron unos 1.142 casos de secuestro entre enero y octubre, lo que representa un repunte del 5,3% frente al mismo periodo de 2018, consignó AFP. 

Foto archivo AFP.

"El 2019, de mantenerse la actual tendencia, terminará como el quinto peor año de la historia" en número de secuestros, alertó Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, a la mencionada agencia. 

Por su parte, Santiago Roel, director de la organización Semáforo Delictivo, comentó que "la mayor parte de los secuestros se dan en los estados de la costa del Golfo de México (...) eso tiene que ver con mafias de tráfico de personas", especialmente de migrantes indocumentados.

No obstante, el medio Alto al Secuestro indicó que durante los 11 meses que lleva AMLO al frente del gobierno, el delito de secuestro ha disminuido 27.5% en comparación con los primeros 11 meses del ex mandatario Enrique Peña Nieto, lo que resulta contradictorio si se compara con las cifras de las ONGs.

Causas del aumento de los secuestros

Santiago Roel señaló que lo más grave de todo esta problemática es que se desconoce la verdadera dimensión o impacto de los secuestros en México, ni siquiera consta en las cifras oficiales. "Aproximadamente hay que multiplicar por cuatro o cinco el dato estadístico, es uno de los delitos que menos se reportan", precisó el director de Semáforo Delictivo.

Así como se desconoce la dimensión, también son vagas las causas del por qué la problemática se ha incrementado en el gobierno de AMLO.

Para muchos especialistas, entre ellos Francisco Rivas, respondería a la política del Presidente mexicano, entre las que se ubican el recorte del 33% este año del presupuesto de la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase) o la estrategia emprendida contra del robo de combustible, que llevó a muchos grupos criminales del centro del país a optar por el secuestro como una alternativa más fácil y rentable.

"Hemos tenido conocimiento de secuestros que se ejecutan por pocos miles de pesos, en donde la víctima puede ser incluso de escasos recursos y que para poder hacer el pago de ese rescate pues verdaderamente sufre", manifestó el director del Observatorio Nacional Ciudadano.

Compartir

Temas de esta nota