Encuentran restos perdidos de un general de Napoleón

Encuentran restos perdidos de un general de Napoleón

  • Por Meganoticias

Seguir

Guardar

Guardada

¿Qué pasó?

La historia no lo había olvidado. Napoleón lloró su muerte pero la turbulencia de la guerra no pudo proteger su cuerpo, y se esperó al menos 200 años para poder ser descubierto. Se trata del hallazgo de los restos del general francés Charles-Étienne Gudin de la Sablonnière.

La búsqueda llegó a su fin luego de varios pasos que determinaron con certeza que se trataba del general Gudin.

El estado de los restos

A simple vista, el esqueleto está muy dañado por el tiempo, pues no tenía una pierna y la otra estaba muy fracturada. Este indicio fue clave, ya que a Gudin lo mató una bola de cañón que le pasó por las piernas.

Pero este hombre no murió inmediatamente. Fue amputado y sobrevivió varios días con la impresionante herida de guerra. Se encontraba en territorio ruso, librando la llamada batalla Valutina Gora en 1812.

No era cualquier general. Gudin había estado al lado de Napoleón desde los 14 años. Lo trataba de “tú”, era el militar de mayor confianza y se había ganado la admiración del ejército por su manifiesta valentía en los campos de lucha.

"Un león en la batalla"

"Todo el ejército lo llora (...) Era tan valiente como hábil. Era un león en la batalla; y en el mundo, era imposible tener más gentileza y hospitalidad", quedó escrito en una carta dejada por un compañero de armas no identificado.

Para aquella época era imposible repatriar su cuerpo, de modo que Napoleón pidió que le sacaran el corazón para poder darle sepultura en París. Es así como el corazón del general Gudin reposa desde entonces en el cementerio de Pere Lachaise, en pleno centro de París.

Pero el camino para llegar al sitio de su entierro tomó dos siglos. Se tenía una idea pero no había nada seguro. Y como el cuerpo estaba en territorio ruso, el fondo de desarrollo de iniciativas históricas ruso-francesas pidió al Presidente Vladimir Putin que diera su autorización para hacer las excavaciones.

Paralelamente, los científicos extrajeron ADN de los restos de su madre, de un hermano y de un hijo, para hacer la confirmación definitiva. El resultado era el esperado. Se trataba del general más buscado del ejército de Napoleón, caído en batalla a sus 44 años de edad.

Compartir

Temas de esta nota