"Se creía mejor que Jesús": La historia del hombre que encerró a familia esperando el fin del mundo

  • Por Meganoticias

Seguir

Guardar

Guardada

¿Qué pasó?

Nuevos antecedentes han salido a la luz por el caso de una familia que vivió encerrada en un sótano, en una granja de Holanda, durante nueve años sin tener contacto con el exterior.

Los hechos quedaron al descubierto cuando uno de los hijos de la familia logró escapar y contó a un dueño de un bar los horrores que vivía en el encierro. La policía acudió al lugar y encontró a un hombre adulto y sus cinco hijos ocultos en un sótano.

Josef Brunner, un hombre de 58 años, fue detenido por el secuestro de la familia, que incluye a menores de edad. El grupo familiar vivía oculto en el sótano de la vivienda, la que estaba situada en una zona remota de Ruinerwold, un pueblo a casi 100 kilómetros de Amsterdam.

El hermano del sujeto afirma a Daily Mail que Josef se desquició luego de unirse a una secta. El hombre abandonó el ejército para sumarse a una agrupación de cultos y pensaba que era "mejor que Jesucristo".

Quienes conocieron al sujeto lo describen como una persona solitaria y de pocos amigos y conocidos. Su hermano agrega que Josef abandonó a sus hijas y no quiso reconocerlas cuando ellas se acercaron siendo adultas, además no asistió a los funerales de sus padres.

Aunque en primera instancia se creyó que era el padre quien mantenía retenidos a sus hijos, la policía descubrió que el hombre también era víctima de Josef Brunner. El grupo familiar se mantenía oculto y aislado esperando "el fin de los tiempos", mientras que el captor vivía en una casa rodante a pocos kilómetros de la remota granja.

Compartir

Temas de esta nota