MegadenunciasEscríbenos aquí
Jorge Valdivia Agencia Uno

Jorge Valdivia demanda a Blanco y Negro por no pago de 356 millones mientras jugaba en Colo Colo

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Cinco derrotas consecutivas y una extenuante búsqueda de director técnico para Colo Colo parecían ser las principales preocupaciones que existían en las oficinas del Cacique. Todo hasta que en esta jornada se confirmase una demanda realizada por el ex volante colocolino, Jorge Valdivia, quién llevará a los tribunales a Blanco y Negro por el "no pago de prestaciones laborales” según detalla La Tercera

La deuda exigida por valdivia corresponde a $356.348.000 correspondiente a dos amistosos que no se realizaron y a premios por objetivos alcanzados mientras era jugador de Colo Colo. Hoy en día el jugador del Morelia de México entregó el poder de representación al abogado Gerardo Otero, siendo este quien lo represente ante la justicia.

El documento fue ingresado el 7 de febrero en el Tribunal Laboral de Santiago, fecha en la que Valdivia ya había dejado el club y atacaba a la dirigencia a través de diferentes medios de comunicación y redes sociales.

La demanda 

El 10 albo asegura que Blanco y Negro no cumplió las obligaciones que se pactaron en su arribo a Colo Colo, que correspondian del 20 de junio de 2017 hasta diciembre de 2018, en donde ambas partes acordaron un vínculo que los uniría a cambio de US$ 1,8 millones. El monto cubría; contrato laboral, contrato de cesión de derechos de imagen y la cesión de derechos económicos.

El acuerdo era renovable de manera automática en caso que el futbolista jugará más de la mitad de los minutos. Sin embargo el problema comienza luego de que se firmara el contrato laboral entre el futbolista y la dirigencia. En esa ocasión Valdivia con un afán de generar más recursos, solicitó que durante cada contrato se le entregará la recaudación total de un partido amistoso que se organizaría durante un plazo definido. 

“Adicionalmente, las partes acordaron que, como contraprestación a los servicios que el jugador prestaría al club, éste tendría el derecho total a lo recaudado en un encuentro de fútbol que supuestamente se realizaría dentro de los primeros 12 meses de suscrito el acuerdo, es decir, entre el 20 de junio de 2017 y 19 de junio de 2018, o la suma mínima garantizada de US$200 mil líquidos”, dice parte del contrato exhibido por la defensa del futbolista en el poder judicial. 

En caso de renovar vínculo con Colo Colo, Valdivia tendría el mismo beneficio: otro partido amistoso que se debía realizar entre junio 2018- junio 2019 o la suma mínima de US$ 200 mil líquidos. 

El problema es que los partidos amistosos no se desarrollaron y el actual jugador del Morelia reclama lo supuestamente acordado además de su participación a los derechos de bono “Copa Libertadores y/o minutos jugados”. El “Mago” en caso de no jugar el certamen continental, aseguraba $10 millones si disputaba la mitad de los minutos jugados durante esa temporada.

Blanco y Negro

Colo Colo recibió la demanda en medio de una profunda crisis futbolística y dirigencial, la cual está de lleno en la búsqueda de un nuevo cuerpo técnico. Con la demanda de Valdivia es otro el golpe el que recibe la dirigencia de Macul, ya que todos los costos económicos que ha tenido que desembolsar el club en el último tiempo se suma la gran cifra solicitada por el ex 10 albo. 

En su defensa aseguran que Jorge Valdivia no presentó ninguna queja al momento de firmar su finiquito el 31 de diciembre de 2019, frente al notario público Juan Facuse Heresi, en la comuna de Macul, en donde aseguran que; “El demandante dejó constancia expresa que: ‘durante todo el tiempo en que prestó sus servicios, recibió fiel y oportunamente de su empleador el total de las remuneraciones y demás prestaciones laborales convenidas y/o legalmente procedentes" según la publicación de La Tercera.

Por ahora, parte de la dirigencia de Blanco y Negro se encuentra en Brasil realizando conversaciones con Luiz Felipe Scolari, técnico campeón del mundo con la verdeamarela en el año 2002 y campeón de Copa Libertadores con Gremio en 1995 y Palmeiras en 1999 antes de retornar al país y solucionar la demanda realizada por Jorge Valdivia a la concesionaria.