¿Comes de día y de noche? La hora en que te alimentas influye en posibilidad de padecer depresión

  • Por Matías González Olguín

¿Comes de día y de noche? Independiente de la respuesta, la hora en que estás alimentándote podría influir en la posibilidad de padecer depresión. A esa conclusión llegaron especialistas del Brigham and Women's Hospital, tras seguir el estado de ánimo de varias personas.

En detalle, se identificó que en quienes seguían una dieta diurna y nocturna, sus estados de ánimo parecidos a la depresión aumentaron en un 26%. En el caso de los sentimientos similares a la ansiedad, incrementaron un 16%.

¿Qué pasó con los que comían solo durante el día? En ellos, los investigadores no detectaron variaciones anímicas.

Los detalles del estudio

Uno de los autores del trabajo investigativo, Frank Scheer, habló sobre los efectos que pueden tener los horarios de las comidas en las emociones de las personas.

"El momento de la ingesta de alimentos puede ser una estrategia novedosa para minimizar potencialmente la vulnerabilidad del estado de ánimo en personas que experimentan una desalineación circadiana (como quienes trabajan por turnos, por ejemplo), experimentan desfase horario o sufren trastornos del ritmo circadiano", explica el experto.

Imagen referencial. Fuente: Freepik
Imagen referencial. Fuente: Freepik

En el caso preciso de los trabajadores y trabajadoras por turnos, ellos y ellas son las principales personas que experimentan desalineaciones entre su reloj circadiano central de su cerebro y los comportamientos diarios.

Por esta misma razón, tienen un riesgo de padecer depresión y ansiedad que se ubica entre un 25% y un 40% mayor en comparación a otras personas. De todos modos, los investigadores son cautos en señalar que se necesitan más estudios para aseverar este diagnóstico.

Sarah Chellapa, coautora del estudio, indica que "el horario de las comidas está emergiendo como un aspecto importante de la nutrición que puede influir en la salud física. Pero falta probar el papel causal del momento de la ingesta de alimentos en la salud mental".

"Se requieren estudios futuros para establecer si los cambios en el horario de las comidas pueden ayudar a las personas que experimentan trastornos depresivos y relacionados con la ansiedad", concluye.

Todo sobre Depresión

Todo sobre Salud Mental