Cáncer de mamas: Así se puede identificar la enfermedad que sufre Claudia Conserva Instagram @clonserva

Cáncer de mamas: Así se puede identificar la enfermedad que sufre Claudia Conserva

  • Por Monserrat Saavedra

Claudia Conserva, una de las animadoras más reconocidas de la televisión chilena, dio a conocer este fin de semana que ha sido diagnosticada con cáncer de mama. A través de una publicación en su cuenta de Instagram, la animadora pidió respeto ante el proceso al que se deberá enfrentar. 

Hace un poco más de una semana que la comunicadora se había realizado un chequeo de rutina, que durante años tuvo resultados positivos, pero esta vez los médicos los encontraron sospechosos. 

"Un chequeo, el mismo de siempre. El que siempre sale normal. No tengo antecedentes de nada y me siento mejor que nunca. El mismo viernes 17 de junio PM, me hacían biopsia a una pechuga (mama) y a un ganglio", escribió en su cuenta de Instagram.

"Me tengo que preparar para dar una dura batalla. Sorpresivo, inesperado, doloroso, durísimo. Acá estoy, golpeada, asimilando, reflexionando y soltando todo", agregó la comunicadora.

¿Cuándo debo comenzar a revisar mis mamas?

"Qué importante es chequearse una vez al año, un diagnóstico a tiempo puede tener mejor pronóstico", comentó Claudia Conserva. 

Las mamografías son sugeridas por los expertos como una de las medidas más efectivas para la detección temprana del cáncer

La indicación general propone que a partir de los 45 años, todas las mujeres deberían hacerse una mamografía anual. Algunos organismos sugieren que a partir de los 55 años el examen se podría realizar cada dos años, dependiendo de cada caso.

De todas formas, si es que se desea comenzar antes, a los 40 años, también se puede hacer, si es que las pacientes lo desean.

Además de las mamografías, todas las mujeres en edad fértil se pueden palpar regularmente los senos, en búsqueda de cambios físicos. El autoexamen se debería hacer solo una vez al mes, ojalá una semana después de que finalizó la menstruación.

Para comenzar, debes colocarte de pie frente a un espejo. Observa cualquier cambio en la forma o color de las mamas o pezones. Luego con la yema de los dedos presiona suavemente el tejido, tus dedos deben recorrer toda la superficie de manera circular desde el exterior hacia el pezón. 

Una vez que revises ambos senos, recuéstate en la cama con una almohada bajo el hombro de la pechuga que analizarás, coloca el brazo tras la cabeza, levanta el codo y repite los movimientos.

Debes estar atenta a la presencia de bultos o masas en la pechuga o a la altura de la axila que antes no tenías. Estas suelen sentirse más duras que las glándulas mamarias, son indoloros y pueden tener una forma irregular.

Recuerda que no todas las masas que puedas encontrar son malignas, por lo que cuando detectes una, debes consultar con un médico.

¿Cuáles son los síntomas?

Los exámenes son altamente indicados debido a que los síntomas no se presentan hasta que la enfermedad ya está más avanzada. De todas maneras, todas las personas deberían conocer bien sus cuerpos y estar atentos a diferentes cambios en el cuerpo.

Según la Asociación Americana del Cáncer, algunos de los síntomas más habituales son:

  • Bulto o masa extraña en las mamas.
  • Inflamación en una zona o toda la superficie de la mama.
  • Hoyuelos en la piel, parecidos a lo que se conoce como "piel de naranja".
  • Dolor en la mama o pezón.
  • Retracción del pezón.
  • Piel irritada, roja, gruesa o escamada.
  • Descarga de líquido (que no es leche) del pezón.
  • Inflamación de nódulos linfáticos en la axila o clavícula. 

Es importante consultar con un médico en caso de que se detecte alguno de estos cambios.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Cáncer

Todo sobre Famosos chilenos