MegadenunciasEscríbenos aquí
Alternativas naturales y caseras como remedio para el dolor de muela Foto: Pexels

Alternativas naturales y caseras como remedio para el dolor de muela

  • Por Meganoticias

Los problemas dentales son tan intensos que suelen hacer correr al doctor a cualquiera. Por suerte, existen algunos remedios para el dolor de muela que se pueden adelantar desde casa.

Que este tipo de situaciones persistan acarrea numerosas consecuencias para la salud, por lo que es vital mantener un chequeo periódico y seguir las recomendaciones de los especialistas.

Cabe destacar que las personas con comorbilidades tienden a presentar mayores complicaciones por infecciones o daños bucales. La diabetes, al provocar problemas de cicatrización y defensas más bajas, es un factor de riesgo.

Remedios para el dolor de muela

Un enjuague de agua con sal es uno de los principales remedios para el dolor de muelas, por ser un desinfectante natural y ayudar a aflojar los desechos que quedan atrapados entre los dientes. Un artículo del medio Healthline afirma que esta preparación desinflama y cura las heridas.

Los poderes analgésicos del ajo funcionan para este propósito. Solo hay que masticar lentamente un diente o triturarlo, crear una pasta y aplicarla en la zona afectada.

Asimismo, lavar la boca con peróxido de hidrógeno acaba con el dolor, baja la inflamación, reduce la placa y contrarresta el sangrado de las encías. Este tiene que ser diluido a un 3% y no se puede tragar.

Estas son otras alternativas

En cuanto a remedios para el dolor de muela, hay un sinfín de opciones naturales. El té de menta entumece el dolor, mientras alivia las encías sensibles. Se usa un saquito sobre el diente, después de dejar enfriar poniéndolo un par de minutos en el congelador.

El sitio especializado SaberVivir puntualiza que el frío funciona como un anestésico local, por lo que es bueno poner hielo envuelto en una gasa en la mejilla dolorida. También funcionan las compresas, pero nunca se debe utilizar la pieza congelada directamente.

Lo mejor para evitar estos episodios es mantener una higiene diaria extrema, con un cepillado correcto y herramientas interdentales. Tampoco hay que descuidar las visitas anuales al odontólogo.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Calidad de Vida