MegadenunciasEscríbenos aquí
¿Cómo es el abrazo perfecto? Un estudio científico determina cuánto dura y cómo hacerlo Pexels

¿Cómo es el abrazo perfecto? Un estudio científico determina cuánto dura y cómo hacerlo

  • Por Meganoticias

Muchas personas piensan que el cariño es cuestión del momento y no tiene mayores rebuscamientos, pero la ciencia se encarga de demostrar lo contrario. Un estudio explica cómo es un abrazo perfecto.

Tener contacto físico es muy importante para el ser humano, así como para otras especies.

Especialistas consideran que a través del tacto se transmiten 12 emociones diferentes, como la simpatía, gratitud o amor. Incluso, relacionarse de cerca con perros es positivo para la salud.

Durante la pandemia del coronavirus, las recomendaciones de distanciamiento social se convirtieron en una limitación para acercarse a los demás. Por ello, se idearon “nuevos tipos de abrazos”, que evitaran riesgos superiores a la integridad.

Así debe ser un abrazo según la ciencia

Un artículo publicado en la revista digital Science explica que, para tener una experiencia más placentera, un abrazo debe ejecutarse con los brazos entrecruzados con 5-10 segundos de duración.

El estudio de la Universidad de Londres indica que a pesar de que hay dos tipos de abrazos, el entrecruzado es el preferido por la mayoría, pues podría transmitir cercanía sin entrar en un contexto romántico. La otra opción es la de “cuello-cintura”, por la zona donde van los brazos.

En cuanto a la duración, el análisis científico arrojó que cuando es de 5 a 10 segundos hay una asociación mayoritaria con el placer. Los apretujes cortos son los más incómodos y los largos pueden ser concebidos como “raros” si se practican con extraños.

Todo cuenta

Para la ciencia la presión también es importante y cuando hay mucha se concibe como un abrazo más romántico. En cambio, el estudio puntualiza que al no haber pasiones amorosas de por medio, el nexo tiende a ser más suave.

“Los abrazos que socialmente nos damos suelen durar tres segundos, así que para sentirnos mejor debemos dar y recibir no solo más abrazos, sino más largos”, afirma Veturián Arana al diario ABC.

Entre los beneficios de esta práctica está bajar los niveles de estrés, aumentar la autoestima, reducir el riesgo de demencia, disminuir la presión arterial y aplicar una terapia rejuvenecedora natural.

Todo sobre Calidad de Vida