MegadenunciasEscríbenos aquí
Así es como la diabetes afecta a todo tu cuerpo Pixabay

Así es como la diabetes afecta a todo tu cuerpo

  • Por Meganoticias

La diabetes se reduce a una enfermedad que afecta el páncreas y la producción de insulina en el cuerpo. Esta hormona es la encargada de permitir la entrada de la glucosa en forma de energía a los órganos. 

Cuando no se completa el proceso, la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo y las células del organismo son privadas de energía, causando problemas en los principales sistemas del cuerpo.

Piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo y puede sufrir con los altos niveles de azúcar en la sangre.

Sequedad, comezón o agrietamiento son algunas de las consecuencias que se podría tener. Además, se ha reportado un aumento en la susceptibilidad de tener infecciones micóticas o bacterianas en zonas húmedas del cuerpo como:

  • Entrepierna
  • Entremedio de dedos de manos y pies
  • Axilas
  • Comisuras de la boca

Sistema nervioso

La enfermedad podría causar daños en los nervios, que interferirían con tu percepción del frío, calor o dolor, haciéndote más propenso a sufrir graves heridas. 

Sistema circulatorio

La diabetes eleva el trabajo que debe desarrollar el corazón, ya que se forman depósitos de grasa en las paredes venosas, causando una restricción de estas y un aumento en la presión.

Además, con el tiempo, las personas pueden terminar con un endurecimiento de los vasos sanguíneos, condición que se vería aún más afectada si se trata de un paciente fumador.

Riñones

Los riñones también podrían verse afectados por el descontrol de la glucosa en la sangre, ya que su función como filtro de la sangre puede fallar.

Esto queda en evidencia cuando se encuentra microalbuminuria o altos porcentajes de proteína en la sangre, lo que podría causar fallas renales como nefropatía diabética.

Sistema reproductivo

La diabetes podría desarrollarse durante el embarazo, con una diabetes gestacional, o podría hacer más difícil en el período de gestación de una madre, aumentando los riesgos de una eclampsia o preeclampsia. 

Pero si se mantiene bien regulada la enfermedad, los niveles de azúcar y hierro podrían volver a la normalidad una vez nazca el bebé 

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Diabetes

Todo sobre Salud

Leer más de