MegadenunciasEscríbenos aquí
¿Qué tanto se parecen?: Descubra las diferencias entre autismo y Asperger Foto referencial AFP

¿Qué tanto se parecen?: Descubra las diferencias entre autismo y Asperger

  • Por Meganoticias

A pesar de que por mucho tiempo han existido vinculaciones y confusiones entre el autismo y el asperger, existen ciertas diferencias entre ellos.

En la medida en la que exista mayor conciencia de las características de cada uno será más fácil manejar los diagnósticos.

Hay una gran relación que viene dada por el hecho de que el psiquiatra Hans Asperger identificó a un grupo de niños de gran inteligencia y poca capacidad para formar lazos de amistad. A su condición la nombró como "síndrome de Asperger", según un artículo de Muy Interesante.

Para 2013, el Asperger se eliminó como una categoría y se incluyó entre los trastornos del espectro autista (TEA) de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

En tanto, el sitio especializado Psychology Today sugiere que entre las formas más comunes de referirse a esta afección está autismo de nivel 1 y de alto funcionamiento.

Diferencias entre autismo y Asperger

El autismo es un trastorno del desarrollo que se manifiesta en las primeras etapas de la vida de las personas, a través de dificultades en la comunicación, poca interacción, problemas para relacionarse, apego a las rutinas, intereses fijos, fallas de regulación hormonal y procesamiento sensorial.

Quienes padecen el anteriormente conocido como Asperger, o autismo tipo 1, figuran con limitaciones similares, pero con la diferencia de que sus niveles intelectuales sobresalen, pues se manejan en promedio o superior a la media. Ello permite que lleven una vida independiente.

En cambio, los diagnosticados con autismo tipo 2 o 3 requieren más apoyo, pues tienen mayores problemas para comunicarse en el ámbito verbal y no verbal. Los niveles de gravedad entre una condición y otra son lo que las diferencia.

Una condición dentro de otra

Los especialistas se han esforzado por eliminar las diferencias en el Trastorno del Espectro Autista (TEA), donde se incluye el también llamado síndrome de Asperger, pues es más correcto desde el punto de vista científico y las variaciones son de severidad, según informes de la revista Hola.

La psicóloga María Verde destaca que mientras más temprano se concrete la detección es mejor, debido a que "antes influiremos sobre su desarrollo, presentarán más plasticidad, flexibilidad, y también más oportunidades para el aprendizaje".

En cuanto al tratamiento, la especialista precisa que este depende en la forma en la cual la condición afecte la vida cotidiana. Normalmente quienes se encargan del proceso son psicólogos, psiquiatras, logopedas, fisioterapeutas y terapistas ocupacionales.

Todo sobre Calidad de Vida