La incontinencia urinaria femenina: Atentas con los primeros síntomas de esta anomalía Foto: Freepik

La incontinencia urinaria femenina: Atentas con los primeros síntomas de esta anomalía

  • Por Meganoticias

La incontinencia urinaria femenina no es una anomalía que está asociada a una edad en específico. Hacer una vida con entera normalidad, a veces puede ser imposible cuando aparecen las primeras alertas de este problema.

A decir de los especialistas del Centro de Especialidades de Piso Pelviano de Clínica Las Condes, un 40% de las mujeres en edad reproductiva pueden presentar algún tipo de este trastorno, cifra que puede aumentar a un 50% cuando llega la menopausia.

Ante este escenario, es necesario estar atentas a las alarmas que tu cuerpo comienza a producir en cuanto al buen funcionamiento de la vejiga.

¿Qué es la incontinencia urinaria femenina?

Los expertos explican cómo se inicia esta anomalía. La vejiga y el esfínter -que es el músculo que cierra la salida- almacena la orina producida por los riñones para luego expulsarla voluntariamente. Cuando esta capacidad se pierde, ocurre la incontinencia urinaria, es decir, cuando hay pérdida de control de vejiga.

El hecho de que esta anomalía afecta al doble de mujeres que hombres, se debe precisamente a las condiciones ligadas de la feminidad: embarazos, partos y la llegada de la menopausia.

Cualquier escape involuntario de orina es anormal y es en ese momento en que debemos estar alertas. En este sentido, los especialistas de Women's Health de la Oficina para la Salud de la Mujer explican que existen varios tipos de incontinencia urinaria.

Incontinencia de Esfuerzo:

A decir de los especialistas es la más común y suele ocurrir entre la población de mujeres jóvenes. Se produce cuando los músculos del piso pélvico ejercen presión sobre la vejiga y la uretra, haciéndolas trabajar de más.

Incontinencia de urgencia:

En este caso la pérdida de orina se produce a raíz de una necesidad fuerte y repentina de orinar, por lo que el paciente no suele llegar a tiempo al baño. Estas mujeres pueden contar hasta más de 8 veces visitas por día al baño. La cantidad de orina es otro problema, pues es muy poca cantidad de líquido a expulsar. Es conocida como “vejiga hiperactiva” y es frecuente en las féminas mayores.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos del Instituto Nacional de la Salud de los Estados Unidos, el paciente debe visitar el médico ante estos primeros síntomas:

  • No puede orinar ni vaciar completamente la orina de la vejiga.
  • Orina con mucha frecuencia (8 o más veces al día).
  • Si percibe sangre en su orina.
  • Infección en la orina o dolor para orinar.
  • Dolor pélvico.

A estas señales, sumamos que el simple levantamiento de objetos de peso o agacharse, toser o hacer ejercicios, o no poder llegar a tiempo al baño, son ya los propios síntomas de que existe una incontinencia urinaria.

Recobrar la calidad de vida es indispensable ante este mal funcionamiento de la vejiga. Por lo que los expertos de Clínica Las Condes precisan un tratamiento a seguir en el caso de la incontinencia urinaria simple con el uso de medicamentos y fisioterapia de la vejiga, esfínter y el piso pélvico.

Mientras, que para la incontinencia de urgencia o severa, recomiendan un procedimiento quirúrgico, que según su experiencia son efectivos y pocos invasivos.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Calidad de Vida