Características de la dieta macrobiótica

Características de la dieta macrobiótica

  • Por Mariano Peñafiel Durruty

No hay quien se resista a un plan de dieta, bien sea para adoptar un estilo de vida saludable, así como para copiar algunos estilos de vida de las estrellas de Hollywood.

Este es el caso de la famosa dieta Macrobiótica. Actrices como Gwyneth Paltrow, Gisele Bundchen, Naomi Campell, Madonna, entre otras se han sumado a esta tendencia que además está combinada con la filosofía Zen budista.

"Más que una dieta es una forma de vegetarianismo o un estilo de alimentación baja en productos de origen animal y alta en cereales y vegetales", señala la naturópata uruguaya Patricia Sobrado.

MIRA TAMBIÉN: Descubre cómo preparar un licuado rico en antioxidantes, vegano y libre de gluten

Una de las virtudes principales de esta dieta es que se adelgaza de manera muy rápida, en corto tiempo y con una alimentación repleta de fibra.

"Este régimen alimenticio está compuesto por: 60% de cereales, 25% de vegetales, 10% de legumbres y 5% de sopas", añadió Sobrado.

Octavio Sanz, homeópata venezolano explica algunas de las características de esta dieta:

  • La ingesta de fibra abarca casi un 50% del total de la comida diaria.
  • Las hortalizas, frutas y legumbres forman parte esencial de la dieta.
  • Es baja en grasas.
  • Las carnes rojas, huevos o lácteos no deben ser incluidas.
  • Cuenta con un bajo nivel glicémico, por lo que mejora la satisfacción del ser humano.
  • El menú que funciona para unas personas, no tiene por qué funcionar para otras, por lo que el nutricionista debe personalizarla de acuerdo a tus valores.
  • La sal debe ser de origen marino y sin refinar.

"En esta dieta se realiza una clasificación de los alimentos en yin y yang: grupos de alimentos que nos ayudan a entender bien cómo combinar y cocinarlos correctamente. Esta clasificación se basa en: cómo crecen (velocidad y dirección); dónde crecen (climas fríos o en climas cálidos); la proporción del contenido sodio-potasio; o el efecto que produce el alimento en nuestro organismo (frío o cálido)", añadió Sobrado.

Aquí un ejemplo de menú para un desayuno y almuerzo macrobiótico:

Desayuno:

  • Un té bancha o té mu.
  • Una crema de mijo o de arroz sésamo con canela y pasas.
  • Galletas de arroz con puré de sésamo o paté vegetal.

Almuerzo:

  • Una sopa de mijo o de verduras con algas y salsa de soya
  • Un plato combinado de arroz integral hervido con alga kombu y proteína vegetal (legumbres, seitan o gluten de trigo, tofu o queso de soya, tempeh o soya fermentada)
  • Una manzana cocida, o cereales (sémola de maíz o de trigo) con gelatina de fruta hecha con alga agar-agar
  • Una taza de té bancha.

Sanz reitera que para incorporar esta dieta a tu estilo de vida debes tener conocimiento de cada uno de los ingredientes de origen japonés que son los que caracterizan a este plan alimenticio. Los productos se consiguen fácilmente en tiendas naturistas o que expendan marcas japonesas.